miércoles, 23 de mayo de 2012

Pimientos Asados al Huevo ( a lo Carlos)


Esta receta es bien fácil de hacer, ya sea al horno o a la parrilla, en la cocina o con unos amigos (a lo BBQ), de desayuno, comida o cena. Con pocas calorías, grasas y carbohidratos es la perfecta receta para alguien que está haciendo una dieta. 

Le agradezco a Carlos Zabala por inspirarme hacer esta riquísima receta.
La historia de esta receta es la siguiente; a mi papá siempre le ha gustado la parrilla, no sé si es porque se lo encuentra divertido o porque siemplemente es con lo único que puede cocinar. Pues a las parrilladas de mi casa siempre iba un argentino, Carlos, "El Ché". Y sin quitarle crédito a mi parrillero padre (que es cierto que sus carnes quedan muy buenas) para el Ché ya era algo genético. Y siempre que él iba, además de tirar las carnes a las brasas, y llevar salsa chimichurri, tiraba los huevos en los pimientos, y para todos era un escándalo de creatividad y ricura.

Pues resulta que es super fácil de hacer y puedes variarla como quieras. Mi versión obviamente es sin agregarle grasas, pero puedes inventar todo lo que quieras cuando los prepares.

Pimientos Asados al Huevo (a lo Carlos)

Ingredientes
1 pimiento morrón rojo
2 huevos medianos
Perejil
Sal y Pimienta al gusto

Aunque se pueden hacer en un sartén o a la parrilla, yo preferí hacerlos al horno porque me gusta como queda el pimiento de esta manera, así que, Calienta el horno a 350. Lava bien tus vegetales, corta el pimiento a la mitad (verticalmente) y retira las semillas y tallo. En una tablita a parte, corta las hojas del perejil en trozitos.



Cuando el horno esté caliente, héchale sal y pimienta a tus pimientos rojos, y si quieres un poquito de perejil. En este punto, puedes agregar un poquito de aceite verde, cualquier tipo de queso o crema de leche, deja que tu imaginación te sorprenda. Luego, vierte un huevo en cada lado del pimiento, agrega un poco más de sal y pimienta y el resto del perejil.



Muchos no lo saben, pero hasta hace unos años recientes, yo no comía huevos. Sí, por elección propia. Había algo del sabor y el olor que no me agradaba. Pero cuando empezé a cambiar mi estilo de vida a una dieta con más proteínas descubrí que el huevo es una alimento increíblemente versátil que no tiene horario ni sabor específico. 



Cuando el horno esté listo, Coloca tus pimeintos en una bandeja o un pyrex para hornear y llévalos al horno hasta que la clara este bien cocida. El tiempo va a variar según como te guste la yema (para mojar pan o no :)).





Esta receta es perfecta para el amante del huevo, y lo mejor es que llena bastante. ¡Yo sólo puedo con una mitad! Y como expliqué, puedes variarla como quieras, así que ¡Ponte a inventar!


¡Bon appétit!


Si quieres compartir tus fotos, tus versiones de las recetas o tienes alguna sugerencia, puedes escribirme a unagordita@gmail.com :)

"Dime que comes y te diré quien eres" -Jean Anthelme Baptiste-Savarín

6 comentarios:

  1. Que bueno que seas parte de nuestro Dream Team!!! Estoy segura que tu esperanza está cerquita. Disciplina es la clave....terminarás enamorada de este nuevo estilo de vida.

    Es un placer poder servirte,
    Priscilla.
    Workout Bella Vista Mall

    ResponderEliminar
  2. Yo no pruebo huevo pues no recuerdo porqué pero esto se ve DELICIOSO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yara, yo no comía huevos tampoco, pero les cogí amor con las tortillas. Son un éxito además para las dietas! Un abrazo

      Eliminar